Revista Hábitat Sustentable publica relevante trabajo de investigadores UTEM

Autor: UTEM|
La investigación sobre edificios prefabricados en Chile hace 40 años, constituye un aporte no solo por las diversas conclusiones que entrega, sino sobre todo porque integra a sus habitantes en un trabajo investigativo de impacto en las construcciones en nuestro país.

Dos académicas y un académico de la Facultad de Ciencias de la Construcción y Ordenamiento Territorial, Alejandra Decinti-Weiss, Karin Vásquez-Manquián y Marco Díaz-Huenchuan, publicaron su trabajo investigativo, Edificios prefabricados en Chile: diagnóstico energético a 40 años de su construcción. Caso de estudio: edificios KPD, Santiago de Chile, en la revista Hábitat Sustentable, difundida por la Universidad del Bío Bío.

Los investigadores UTEM nos cuentan que “escogimos la revista Hábitat Sustentable, pues su objetivo principal es difundir conocimientos en relación con la sustentabilidad del ambiente construido, lo que concuerda con nuestra línea de trabajo. Además, es interés de dicha revista divulgar resultados de investigaciones realizadas desde y para el contexto Iberoamericano”.

Es importante destacar que los 3 profesionales se conocieron y afianzaron como equipo, siendo alumnos de la primera versión del Magíster en Eficiencia Energética y Sustentabilidad (MEES), desde donde surgieron sus líneas de investigación: la rehabilitación energética habitacional y la reutilización de las aguas en zonas de estrés hídrico.

Edificios prefabricados en Chile: diagnóstico energético a 40 años de su construcción. Caso de estudio: edificios KPD, Santiago de Chile, surge precisamente de la línea de rehabilitación energética habitacional. “El parque habitacional existente anterior al 2007 y a las primeras exigencias térmicas en la ordenanza es enorme, por lo que diagnosticarlo y posteriormente rehabilitarlo va más allá de preocuparse, es finalmente ocuparse. Los edificios de la KPD, por otra parte, son icónicos, testigos de nuestra historia que deben ser valorizados y tutelados, pero no traicionando su origen de “vivienda digna”, por lo que también la calidad de vida de sus habitantes debe ser tutelada y en esto el confort térmico es un indicador fundamental”, indican los académicos UTEM.

A lo cual agregan que “técnicamente, el incluir en la metodología de diagnóstico la experiencia del propio habitante de la vivienda en estudio, permite obtener un mejor conocimiento de la problemática específica de cada tipo de departamento, problemática que varía según orientación y piso, esto aleja la solución estándar que puede mejorar el confort térmico de algunos perjudicando el de otros en un mismo edificio”.

Sin embargo, sentimos que la fortaleza de este trabajo reside en conectar al habitante con su vivienda y entorno, haciéndolo parte del proceso de revalorización del propio domicilio. En la actualidad la organización, por parte de las comunidades, es una de las principales limitantes que acusa el MINVU para la entrega de fondos, por involucrar con una encuesta al habitante puede contribuir a cerrar esta brecha reforzando a su vez el compromiso de los vecinos con su barrio y revalorizando el territorio”, explican los docentes.

Decinti, Díaz y Vásquez nos explican también las implicancias de su trabajo, pues “diagnosticar energéticamente viviendas fabricadas hace 40 años no es simple, trabajamos con la calificación energética vigente, que si bien permite calificar viviendas existentes se utiliza principalmente en viviendas nuevas, pero nos pareció insuficiente, por lo que consideramos un enfoque triple, es decir normativo, de etiquetado y subjetivo a través de una encuesta, involucrando así a los habitantes en el diagnóstico, los que constante e inexplicablemente han quedado marginados en el análisis de sus propias viviendas. Los resultados del estudio evidenciaron discrepancias entre la percepción de los residentes y el rango de confort que utiliza la calificación energética nacional vigente”.

Con respecto a la publicación en la Revista Hábitat Sustentable, los investigadores indican que “para nosotros, como académicos, representa un reconocimiento importante a nuestro trabajo, que nos motiva a seguir en este camino, en pos de lograr aportes reales en la calidad de vida en nuestro país, lo que también representa una gran oportunidad para mostrar a nuestros estudiantes que los docentes de la UTEM, aplican en su quehacer el sello institucional de la responsabilidad social y sustentabilidad”.

Actualmente, los académicos se encuentran desarrollando dos líneas de investigación, continuando con el artículo publicado, pero esta vez abordando la solución propuesta a la problemática diagnosticada. Además, se encuentran prontos a publicar un nuevo artículo, en la línea de recursos hídricos, “Metodología para la reutilización de aguas grises en viviendas ubicadas en áreas de estrés hídrico y estrés hídrico extremo – Caracterización, calidad y opciones de tratamiento para su reuso en Chile”, el cual ya fue aceptado en otra revista, junto con la validación de esta última, con la ejecución en terreno de los sistemas de tratamiento.

Revisa el artículo de los académicos UTEM en el siguiente link

http://revistas.ubiobio.cl/index.php/RHS/article/view/4361

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin