Directora de “Aguas de Barrio” formó parte de la Mesa de Emergencia Hídrica del GORE Metropolitano

Autor: UTEM|
En la instancia de trabajo regional participaron 4 universidades, 10 gremios, 14 empresas privadas, 10 ministerios y servicios públicos y representantes de organizaciones de la sociedad civil.

En representación de la Universidad Tecnológica Metropolitana, la académica del Departamento de Planificación y Ordenamiento Territorial y directora del proyecto “Aguas de Barrio”, Rosa Chandía Jaure, formó parte de la Mesa de Emergencia Hídrica instaurada por el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago, iniciativa que surgió para hacer frente a la condición de escasez hídrica y evitar futuros racionamientos de agua.

Esta mesa de trabajo reunió a diversos actores que influyen directa e indirectamente en la crisis hídrica que se registra en la cuenca del Río Maipo, para aportar desde las experiencias y perspectivas en el desarrollo de un plan estratégico a corto, mediano y largo plazo, que permita enfrentar la adaptación de una crisis hídrica que se manifiesta en múltiples dimensiones y afectan, en su conjunto, a la Región Metropolitana.

“Es relevante trabajar en estrategias específicas por líneas temáticas que apunten, tanto a unificar los diagnósticos previos, a los actores involucrados como a la definición de prioridades, por lo que es una instancia sumamente útil, porque es capaz de reunir a actores que observan el problema de la escasez hídrica desde aristas diversas, en algunos casos contrapuestas entre sí y, en otros, visiones complementarias”, afirmó Rosa Chandía Jaure.

Entre esas múltiples y diversas visiones, la docente de la carrera de arquitectura UTEM comentó que su aporte particular apunta a la experiencia y conocimientos sobre el manejo del agua y la inclusión ciudadana en el diseño del espacio público. Por ello, y en línea con el proyecto “Aguas de Barrio” del Programa de Innovación y Transferencia en Arquitectura y Territorio, la contribución se vincula al diseño urbano sensible al entorno.

De lo anterior, se desprenden como características diferenciadoras, el otorgar importancia a la inclusión de las comunidades en tomar decisiones sobre el diseño del espacio público y la incorporación interdisciplinar, para gestionar técnicas efectivas de recuperación de aguas urbanas, valorando los mecanismos para la construcción, diseño específico de espacios y la inclusión de vegetación adaptada a ambientes secos.

Al respecto, la académica del Departamento de Planificación y Ordenamiento Territorial, aseguró que estas instancias son sumamente útiles, porque “amplía la mirada y acerca el problema del agua urbana a una escala en la cual, habitualmente, no se presta atención, como la escala del barrio, de la esquina, de los vecinos cercanos y sus propios espacios públicos. Son espacios pequeños, pero que pueden llegar a tener un alto alcance por su capacidad de multiplicarse y reproducirse”.

Además, Chandía Jaure agregó que, a pesar de todo lo positivo que significa la iniciativa del GORE Metropolitano de Santiago, “lo que urge es la implementación de planes y estrategias concretas que permitan un plan de largo plazo que, efectivamente, genere transformaciones profundas en la manera en la cual la sociedad ha gestionado los recursos hídricos hasta este momento”.

Cabe destacar que la directora del proyecto “Aguas de Barrio” ha participado, principalmente, en espacios académicos que permiten el intercambio de conocimientos y experiencias interdisciplinarias, tanto nacionales como internacionales; así como también en instancias de colaboración internacional organizadas por ONU HABITAT y la Red CONEXUS, donde se generan intercambios entre la academia y organismos públicos.

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin