UTEM y CRUCH entregan diagnóstico sobre Equidad de Género y situaciones de Acoso, Violencia y Discriminación

Autor: Comunicaciones UTEM|

En la Universidad Tecnológica Metropolitana se dieron a conocer los resultados del diagnóstico hecho por la Comisión de Género del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, respecto a la equidad de género y situaciones de acoso, violencia y discriminación en las instituciones que agrupa.

Fue en el Seminario “Aportando a la Igualdad de Género, en un Chile Desigual”, organizado por el Departamento de Gestión de la Información de la Universidad Tecnológica Metropolitana, donde se entregaron los resultados que buscan aportar a que se fortalezcan las medidas y los canales de denuncia en las instituciones de educación superior en cuanto a situaciones de acoso, violencia y discriminación. En la oportunidad, también se entregaron los resultados de un diagnóstico, hecho a estudiantes de la UTEM respecto a la temática.

Al inicio la Vicerrectora Académica, Marisol Durán, señaló que la igualdad y desigualdad de género en el país “son temas que tocan a la puerta diariamente, sobre todo porque entre ellos existe un cordón umbilical a través del cual fluye la discriminación, de ahí que hacia donde quiera que miremos en nuestro Chile está presente la discriminación, en algunos casos de manera más abierta, en otras de forma más solapada, casi imperceptiblemente soterrada, pero está presente y todas las que estamos aquí lo sabemos”.

Además, hizo hincapié en que se ha avanzado, pero aún queda por hacer, en pos de “que el bienestar humano sea el objetivo central del desarrollo, desplegando posibilidades para la transformación de las relaciones de género, el mejoramiento de las condiciones de las mujeres y su empoderamiento tal y como lo conciben las Naciones Unidas”.

La Vicerrectora destacó que “estos desafíos para mí no son un sueño, son el motivo para continuar trabajando por una Universidad más inclusiva, que incorpore el trabajo y el pensamiento tanto del hombre como de la mujer en sus diferentes ámbitos. Hombres y mujeres somos seres humanos, no debiera existir otra diferencia que no sean los méritos propios, la lucha por la equidad de género es una lucha permanente, desafiante y ardua, pero es un imperativo ético. Alcanzar la equidad de género representa uno de los desafíos más grandes que enfrentamos como país, como sociedad, pero también como Universidad”.

La Doctora en Estudios de Género, en Perspectiva Interdisciplinaria, Susana Gavilanes presentó algunas de las cifras que arrojó el proyecto “Género una antigua variable en Ciencia y Tecnología, un nuevo desafío para la UTEM”, del cual comenta que le llamó la atención “ver que los hombres sufren mucha violencia sicológica; luego impactante también, es ver que los hombres perciben la violencia como enfermedades mentales, como que solo hombres perturbados son los que golpean. Me parece impresionante porque no se está consciente de la construcción cultural que hay respecto al machismo, entonces todo pareciera ser que viene de otros y no asumimos que es una construcción cultural”.

Agrega que aún existen “estas miradas de carreras ‘femeninas’, aunque no se explicita de ese modo, pero la tendencia es a eso, se dan mayor cantidad de mujeres en carreras como trabajo social y las mujeres que están en esas carreras no perciben discriminación porque son mayoritariamente mujeres, pero para el otro lado sí se percibe la discriminación, entonces son las percepciones culturales que dicen relación con cómo estamos construyendo”.

Por su parte la Doctora Antonia Santos, de la Comisión de Igualdad de Género del Consejo de Rectores (CRUCH), indica que de la información que se conoce actualmente lo más importante “es que la universidad no es un espacio de igualdad entre hombre y mujeres y hay brechas importantes que se manifiestan a nivel horizontal, en cuanto a la distribución del poder y que afecta a los tres estamentos”.

Santos apunta a que desde la Comisión del CRUCH, “lo que podemos hacer es dar recomendaciones de lo que deben hacer las universidades y luego son los gobiernos universitarios los que tienen que decidir qué forma de intervención o qué políticas de igualdad van a establecer, lo que hacemos es dar esos lineamientos generales. La finalidad es que todas las universidades tengan políticas institucionales de igualdad de género, pero eso es un proceso, no es un decreto, no es una imposición, no es una decisión, sino que tiene que ser una construcción dinámica y compleja dentro de lo que es una universidad”.

Para la Doctora Santos lo más sorprendente ha sido ver que “la discriminación o las brechas de género en Chile sean más altas que las que hay en el resto de América Latina”, algo en lo que señala, se debe mejorar, pese a que “a veces pensamos que lo que pasa en otros sitios, pero no nos pasa a nosotros o que culturalmente somos distintos al resto de América, pero creo que intervienen factores culturales que nos impiden ver esas realidades”.

Deje un Comentario

UTEM-TV

TE SUGERIMOS:

Más vistos

WordPress Video Lightbox Plugin