UTEM inicia Talleres de Comisión de Autoevaluación Institucional

Autor: Gabriela Lucero|
La autoevaluación corresponde a una de las etapas del proceso de acreditación institucional, el cual está regido por la Ley 21.091 de Educación Superior.

El pasado martes 03 de noviembre, se realizó la ceremonia inaugural de los Talleres de Comisión de Autoevaluación Institucional, en donde el rector de la UTEM, Luis Pinto Faverio, dedicó unas palabras a los y las presentes, agradeciendo su participación y alentándolos a continuar con el itinerario fijado para la acreditación institucional.

“Esperamos vuestro análisis reflexivo, vuestro juicio objetivo y sobre todo vuestra firme voluntad de ser parte de las etapas venideras, porque requerimos vuestros mejores esfuerzos para mantener a nuestra Universidad en esta senda de mejora… por sus estudiantes, por sus titulados, por nosotros y nuestras familias, pero, sobre todo, por el futuro de Chile y de nuestra Región Metropolitana”, señaló el rector en su discurso.

Las jornadas de autoevaluación constan de un proceso participativo mediante el cual la institución de educación superior realiza un examen crítico, analítico y sistemático del cumplimiento de su misión y su proyecto de desarrollo institucional. Los encargados de hacer las reflexiones y análisis, son académicas, académicos y directivos de las distintas facultades, centros, carreras, departamentos y escuelas que componen la Universidad.

Para Dieter Koch, Director General de Análisis Institucional y Desarrollo Estratégico, las comisiones de autoevaluación son el órgano más relevante de todo el proceso de autoevaluación, ya que, “éste es un juicio crítico que hace la institución sobre sí misma, el cual no puede quedar radicado en mi juicio o en el del rector, sino que tiene que ser un juicio basado en la reflexión de la Universidad”.

Además, Koch destaca que lo relevante es que el juicio que termina levantándose no se ejerce a partir de un liderazgo individual o particular, sino que es la voz de la comunidad, “es la expresión, en este caso, de los académicos que mancomunadamente logran ponerse de acuerdo, para decir cómo le ha ido a la institución y, sobre todo, cuales son las fortalezas que detectan y debilidades que reconocen, con miras a poder fortalecerlas y superarlas”.

Así también lo ve Sebastián Guinguis, Director de Autoevaluación y Análisis DGAI, quien destaca la importancia del proceso y la participación de todos los agentes que componen las comisiones de autoevaluación. “En la medida que la institución cuenta con la información respecto a cómo está desempeñando su quehacer, puede hacer mejoras y en la medida que contemos con mayor participación de la comunidad, vamos a tener información más fina y precisa respecto al desempeño institucional en sus distintas áreas, por tanto la participación de la comunidad es absolutamente crítica y relevante”, señala Guinguis.

De esta manera, y para llevar a cabo el proceso de autoevaluación se están realizando, en paralelo a los talleres, diversas encuestas a los distintos actores institucionales. Según Sebastián, “una vez que finalicemos el proceso de levantamiento de la información a través de encuestas y talleres, se genera un documento que luego, una comisión más pequeña, va a sancionar y que va a ser un insumo fundamental para escribir el Informe de Autoevaluación para la acreditación institucional”.

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin