El Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía y su compromiso con la comunidad universitaria

Autor: Gabriela Lucero|
Más de un año de gestación y de trabajo tuvo este programa antes de ver la luz, el cual pretende ser parte de la formación de los y las estudiantes de nuestra Universidad, pero también ser un espacio de investigación y promoción del respeto y la tolerancia.

El Programa de Derechos y Ciudadanía de la UTEM, nació del compromiso que adoptó el rector Luis Pinto con la comunidad universitaria, tras la entrega del Doctorado Honoris Causa a la ex presidenta Michelle Bachelet, en agosto del año 2018. Tras esto, y durante el primer semestre de 2019, se elaboró el proyecto con los contenidos del programa, el cual fue presentado ante el Consejo Académico y aprobado por unanimidad.

Víctor Osorio, director del Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía

Según palabras de Víctor Osorio, director de este programa, “la idea es que la UTEM, además de formar profesionales de excelencia, forme ciudadanos, hombres y mujeres preparados para ejercer su derecho de ciudadanía, conscientes y comprometidas con crear condiciones para que los derechos humanos sean garantizados en el país y en su entorno social”.

A tan solo dos meses de haberse establecido este programa, vino el estallido social del 18 de octubre, lo que le dio inmediatamente un nuevo rumbo a este espacio, pues constataron que estudiantes de nuestra Universidad habían sufrido vulneración de sus derechos, por lo que decidieron que el Programa de DDHH y Ciudadanía articulara una coordinación interuniversitaria, con el propósito de unir todas las capacidades institucionales para defender y proteger los derechos de los miembros de la comunidad universitaria.

Esta coordinación interuniversitaria se conformó entre el Programa de DDHH y Ciudadanía, la Dirección de Desarrollo Estudiantil (DDE), el Programa de Género y Equidad, la Dirección de Extensión y la Dirección de Desarrollo Cultural, el Área de RRHH de la Vicerrectoría de Administración, la Vicerrectoría Académica y la Federación Interina de estudiantes.

“Estamos realizando, por una parte, un catastro que nos permite hacer un balance del estado de la situación en esta materia y, por otra parte, aquellos estudiantes que lo ameriten, que han sufrido daños físicos producto de la represión de agentes del Estado o que tenga algún otro problema derivado de la situación de vulneración de derechos, poder también prestarles el respaldo que necesiten en materia de atención médica, jurídica o social”, comenta Víctor Osorio.

“Si bien el programa de derechos humanos y ciudadanía le sobrevino una responsabilidad para la que no estaba preparado, creo que pasamos la prueba logrando articular las capacidades de la Universidad en torno a este tema y eso forma parte del sentido con que esto se pensó, que es que los DDHH se coloquen en el centro de las prácticas institucionales y académicas de la Universidad”, afirmó Osorio.

En cuanto a los desafíos que enfrenta el programa para este año, se encuentra el poner en marcha este tema como un programa académico, instalarlo como electivo de formación general que, al mismo tiempo, tenga un valor académico para los estudiantes con el fin de que los DDHH sean parte constitutiva de la formación de todas las carreras de la Universidad.

El segundo desafío es consolidar esta coordinación universitaria y que se construya bajo la forma de un Consejo Asesor de DDHH UTEM, que trabaje con el programa y otras unidades, incorporando tanto a académicos como a funcionarios. Por último, también está la idea de desarrollar acciones en el campo de la investigación.

Por último, el director del programa indica que la importancia del programa radica en que los DDHH son el fundamento de una sociedad de carácter democrática, por lo tanto, este es un reto permanente al margen de la coyuntura que esté viviendo Chile y la Universidad.

“Me parece imprescindible que las universidades, vinculen esa labor de producción y difusión del conocimiento, a los procesos que se desarrollan en la sociedad que están insertas”, declara Osorio, añadiendo que el desafío para Chile es construir una sociedad de ciudadanos no una sociedad de consumidores, construir una sociedad de democracia y de derecho y para ese efecto es importante que haya formación ciudadana.

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin