Construye Solar permite que estudiantes UTEM puedan acercarse al mundo laboral

Autor: UTEM|
Este concurso ha permitido difundir el trabajo y experiencia de estudiantes y académicos de la Universidad, de diversas áreas, lo que ha traído réditos positivos, tanto para ellos/as, como así también para las empresas relacionadas con este evento de construcción de viviendas sociales sustentables.

Desde hace algunos años viene realizándose en el país, el Concurso Construye Solar, el cual tiene como objetivo el que universidades chilenas desarrollen prototipos de viviendas sociales sustentables, para así poder cambiar la vivienda social en Chile, poniendo énfasis en el impulso de productos innovadores.

La UTEM ha sido parte de este evento y, sin ir más lejos, en la versión de Construye Solar 2019, el proyecto de nuestra universidad lo desarrollaron estudiantes y académicos de las carreras de Arquitectura, Construcción, Diseño en Comunicación Audiovisual, Diseño Industrial, Ingeniería Comercial e Ingeniería Informática, y fueron liderados por los académicos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Tecnológica Metropolitana, José Becerra y Suzanne Segeur.

Además, producto de las alianzas establecidas durante el desarrollo del Concurso Construye Solar 2019, uno de los estudiantes participantes del proyecto, tuvo la oportunidad de obtener una vacante laboral en la Constructora Benavente Ltda., empresa auspiciadora que colaboró del desafío y que lleva más de 26 años de presencia en el mercado y son líderes en la V Región.

La académica del Departamento de Planificación y Ordenamiento Territorial, Suzanne Segeur, comenta que en el concurso tuvieron a un grupo permanente de cerca de 20 estudiantes que desarrollaron el proyecto. Además, destaca que «la constructora fue uno de nuestros grandes patrocinadores, nos apoyaron todo lo que pudieron en ese proceso y tenemos muchas posibilidades de seguir trabajando con ellos, ya que hemos ido a reuniones en Talagante para ver proyectos de posibles conjuntos habitacionales”.

Sebastián Osorio, estudiante de la carrera de Ingeniería en Construcción, lideraba el área de construcción del proyecto UTEM y fue en esta instancia, donde conoció a los ejecutivos de la Constructora Benavente Ltda. “El gerente de la constructora me comentó que había una oportunidad de trabajo en San Felipe, en la V Región para estudio de proyectos y acepté. Actualmente, llevo casi dos meses trabajando en la empresa”, comenta Osorio.

Por su parte, Edgar Torres, gerente de la Constructora Benavente Ltda., indica que no es común contratar a recién egresados para cargos que requieren cierta experiencia, pero que “en el caso de él, la situación fue distinta porque vimos su trabajo durante el proceso del Concurso Construye Solar y cuando lo conocimos nos dimos cuenta que lideraba equipo, coordinaba a las personas y notamos que encontramos personas con bastante talento, al observarlos dentro de un proceso constructivo que fue total hasta que ellos logran y obtienen un certificado por innovación”.

En este sentido, Segeur indica que fue una buena experiencia porque los alumnos trabajaron de distintas áreas permitiendo una interdisciplina. “Esa sinergia que se da y el trabajo colaborativo en el equipo fue muy rico e hizo que los alumnos estuvieran trabajando de forma permanente en el concurso», afirma la académica del Departamento de Planificación y Ordenamiento Territorial.

“Todo ese trayecto de tomar un producto desde cero, identificarlo y hacerlo hábil en términos de trabajar en equipo, creo que fue super positivo y nos permitió ver un producto final que nos da la confianza de que esta persona puede desempeñarse dentro de la empresa que dirigimos”, explica Torres.

Actualmente, Sebastián se desempeña como profesional en estudio y evaluación de proyectos, y también, realiza apoyo en el área de calidad y terreno en la obra. Osorio comenta que el recibimiento por parte de la constructora ha sido grato y que le han dado todo el apoyo necesario para su cambio de ciudad. “Me recibieron súper bien, conocí la obra, me ayudaron con la compra de un notebook y ahora estoy estudiando un Magister de Eficiencia Energética en la UTEM, así que ellos me dan el espacio para poder hacerlo”, cuenta el egresado.

Para el gerente de Constructora Benavente, ha sido una agradable sorpresa la contratación. “Tiene un alto grado de disciplina, aporta nuevas ideas y está dispuesto a liderar, por lo tanto, le hemos abierto el espacio necesario para que él pueda darse a conocer mostrando sus capacidades. Estamos contentos porque Sebastián es la primera persona de la UTEM en trabajar con nosotros y esperamos que se puedan ir integrando más”, enfatiza Torres.

La industria y la academia

Una de las aristas relevantes en el asunto interdisciplinar, es la entrega de espacios dentro de la universidad para ser utilizados por estudiantes y académicos. Según Suzanne Segeur, la UTEM debe tomar un rol fundamental en el apoyo y entregar herramientas a sus estudiantes, con el fin de lograr más práctica en este tipo de trabajos.

“Proyectos como Construye Solar, que si bien no tienen gran escala, permiten poner en práctica parte de los aprendizajes de carreras como arquitectura, construcción, electrónica y eso nos va dando un plus, porque este alumno no está alejado de la realidad al tener una experiencia antes de salir al campo laboral”, dice Segeur.

En esta línea, Sebastián Osorio indica que “si las carreras trabajan de forma paralela y en colaboración, se podría generar más vinculación con la industria, hacer más reconocida la Universidad y que empresas, como esta constructora, se interesen en el tema y existan más conexiones a futuro”.

“A diferencia de otras universidades nuestros estudiantes tienen menos redes de contacto. Entonces, el ir generando vínculos con la industria permite que alumnos como Sebastián ya tenga trabajo sin estar titulado, eso mejora el índice de empleabilidad de la Universidad, mejora las redes de nuestros alumnos, y puede crear redes de contacto dentro de sus mismos compañeros. Si nosotros fortalecemos esta área ese alumno va a tener muchas más oportunidades dentro del mercado laboral, a diferencia de un alumno que no tenga esas redes de contacto”, asegura Segeur.

“Nosotros nos comprometimos con el equipo maravilloso que tuvieron porque hicieron algo que yo pensé que no lograrían. Me ofrecí con Suzanne a apoyarlos en el próximo proyecto y disponer del personal necesario para que participen en igualdad con las otras universidades, apoyando con materiales, logística y mano de obra. Me llamó la atención que gente tan joven realmente quiere cambiar las cosas, de surgir de crear cosas es poco común entonces nos impactó este grupo humano”, declara Torres.

Para Segeur, la experiencia de estos proyectos de aprendizaje a escala real, han servido bastante para generar motivación, relaciones con la industria e interdisciplina entre los alumnos. “Creo que el futuro de lo que es la academia y de un país depende mucho de lo que es la interdisciplina, casi ninguna disciplina hoy en día se puede trabajar aisladamente, los equipos son fundamentales”, concluye la académica.

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin