Diálogos en torno al Proceso Constituyente

Autor: UTEM|
Un motivador espacio de reflexión fue el Ciclo de Coloquios Universidad del Pacífico- Universidad Tecnológica Metropolitana en el Camino Constituyente. Las miradas, conocimiento y experiencia compartidas por los expositores contribuyeron a comprender y dimensionar con mayor profundidad el proceso que vive nuestro país.

Esta iniciativa, se suma a otras que la Universidad está desarrollando desde el año 2019, con el propósito de colaborar en esta construcción colectiva, que implica generar una nueva Constitución.

Luis Pinto Faverio, rector de la UTEM, destacó la importancia de los encuentros y el sentido de ellos. “Estamos cumpliendo nuestro rol como universidad del Estado, en orden a aportar a la sociedad en general, y a nuestros alumnos y alumnas en particular, un espacio de formación como ciudadanos y ciudadanas, comprometidos no sólo con su prosperidad individual, sino con el desarrollo de la sociedad en su conjunto”.

Alcances de una nueva Constitución

Para conocer las implicancias que tiene el proceso que llevará a la creación de una nueva carta magna, el primer encuentro se centró en esta temática. Fue abordada por los expositores Claudia Heiss, doctora en Ciencia Política y jefa de la carrera de Ciencia Política de la Universidad de Chile y Tito Flores, doctor en Gobierno y Administración Pública y director ejecutivo del Convenio UPA-UTEM.

Desde la perspectiva de Claudia Heiss, hace años se viene cuestionando por parte de la ciudadanía el rol del Estado y su vínculo entre lo público y lo privado. Hay un distanciamiento entre lo que quiere ésta y el sistema político, por eso la importancia de crear instancias para recoger más directamente y de forma vinculante lo que quiere y necesita.

En este sentido, Tito Flores destacó que los constituyentes tienen un gran desafío. “El cómo configuremos la nueva Constitución va a influir directamente en la capacidad gubernativa del país y será fundamental para la generación de las políticas públicas. En Chile es determinante, porque el paradigma de política pública está implícitamente constitucionalizado, donde prima más la libertad de mercado que los derechos sociales”.

Ambos concordaron en que a nivel social existe la convicción de que es necesaria una profunda transformación, que requiere una participación activa de diferentes actores. En este proceso es muy importante desconcentrar el poder, lo que implica la descentralización de los recursos económicos, para poder avanzar en la disminución de la desigualdad.

Desarrollo con Perspectiva de Género

Fue el tema central del segundo encuentro del ciclo de coloquios en el que participaron Paula Poblete, economista, magíster en Políticas Públicas y directora de estudios de ComunidadMujer y Claudia Sanhueza, doctora en Economía y directora del Centro de Economía y Políticas Sociales de la Universidad Mayor.

En su presentación, Paula Poblete se refirió a las brechas entre géneros, cómo están institucionalizadas y van más allá de lo cultural. En eso, la nueva Constitución puede jugar un rol central, ya que sería una oportunidad de corregir la desigualdad entre hombres y mujeres.

Si en este nuevo pacto social que vamos a construir reconocemos primero el trabajo doméstico no remunerado de la mujer, la función crítica que cumple para que la sociedad y la economía pueda funcionar, y segundo consagramos el principio de corresponsabilidad parental, como un ordenador de la vida social vamos a poder avanzar en igualdad de género”, expresó.

Claudia Sanhueza profundizó en lo que significa ser sujeto de derechos. Sostuvo que ser ciudadano, ciudadana de un país no sólo significa nacer en el territorio. Se necesitan ciertas condiciones y en eso los derechos económicos y sociales son fundamentales.

“Las mujeres tienen una carga y una responsabilidad muy alta en el espacio privado. Cuando pensamos en ciudadanía, en las decisiones que se toman en el espacio público ¿dónde queda ese mundo?, ¿cuáles son los derechos que le van a dar contenido a la ciudadanía? pensando que hay grupos que han estado históricamente discriminados y se les ha puesto una responsabilidad privada, social que debería ser pública”.

También destacó que “el bienestar de los países no se puede medir sólo por el PIB, lo importante es que las sociedades generen las condiciones, para que las ciudadanas y ciudadanos puedan elegir su camino en la vida”.

Tanto Paula Poblete como Claudia Sanhueza, expresaron lo importante que es que la Constitución consagre principios fundamentales que regulen las leyes. Poner énfasis en el valor de la vida más que en el dinero o en el mercado. Considerar a las personas como ciudadanos más que como consumidores.

Autor: Fabiola Aburto.

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin