VRAC y VRIP desarrollan coloquio sobre experiencias de articulación pregrado-postgrado

Autor: UTEM|
En el contexto del proyecto UTM 19101, las vicerrectorías Académica y de Investigación y Postgrado de la UTEM desarrollaron el coloquio Desafíos y Experiencias de Articulación pregrado-postgrado, el cual contó con las exposiciones de Ricardo Reich Albertz, consultor senior de Educación Superior; y Cristián Parker Gumucio, vicerrector de postgrado de la Universidad de Santiago de Chile (Usach).

El encuentro, realizado a través de la plataforma Zoom, estuvo encabezado por el rector Luis Pinto Faverio, junto a la vicerrectora académica, Marisol Durán Santis; y el vicerrector de Investigación y Postgrado, Daniel López Stefoni; y contó con la asistencia de más de medio centenar de académicos y académicas de la Universidad.

En su exposición, Reich Albertz, graduado de Ingeniero Civil Químico en la Universidad de Concepción y doctor en la misma especialidad del Georgia Institute of Technology, expuso el tema “La formación continua y articulada en investigación para efectos de mayores capacidades en I+D”.

El doctor reflexionó sobre el cómo dar cauce al interés de las y los estudiantes de pregrado, tempranamente, para que adquieran capacidades de investigación que le permitan no solo mejorar sus habilidades y competencias, sino también favorecer una mejor empleabilidad y dar una mayor facilidad y paso hacia el postgrado de maestrías y doctorados.

Abordó el tema de la investigación en el pregrado, poniendo énfasis en el valor que tiene, los beneficios que genera tanto para estudiantes como para académicos y mentores, y las habilidades que se pueden adquirir.

De acuerdo con Reich Albertz, la investigación en el pregrado tiene entre sus valores que permite al estudiante emprender investigaciones de manera independiente, desarrollar actividad creativa, de innovación, hacer un trabajo original, lograr un mayor saber, y lo ayuda a decidir qué hacer al final del pregrado, es decir, si se dedica solo a su empleo o inicia un magíster o doctorado.

Al referirse a los beneficios de este proceso, señaló que contribuye a mejorar el aprendizaje y el rendimiento académico de las y los estudiantes, desarrolla mejor capacidad para emitir juicio, es una excelente forma de prepararse para el postgrado y un enriquecedor camino de preparación profesional.

Asimismo, esclarece sus objetivos y planes a futuro, les permite desarrollar habilidades y competencias, desarrollar trabajo en equipo, vincularse con otras disciplinas y adquirir mayor capacidad de comunicación académica y mayor confianza en sí mism@s.

Por su parte, Parker Gumucio, sociólogo de la Pontificia Universidad Católica de Chile y con un doctorado en sociología en la Universidad Católica de Lovaina, presentó la ponencia “Experiencia de articulación entre el pregrado y postgrado: Universidad de Santiago”.

Referente a la articulación curricular, explicó que se establece como el mecanismo de correspondencia entre dos o más planes de estudio que promueve la flexibilidad, las salidas intermedias, las distintas vías de ingreso y posibilita la movilidad entre programas del mismo o diferente nivel formativo, manteniéndose el compromiso de garantizar la excelencia y el aseguramiento de la calidad.

Precisó que la articulación puede ser horizontal o vertical y simultánea o progresiva, y que debe ser entendida en el marco de un Modelo Educativo y formación a lo largo de la vida.

Mostró resultados de los programas articulados, entre ellos, el hecho de que la Usach ha logrado que un total de 14 programas de pregrado se articulen con programas de postgrado: 12 programas de magíster y dos programas de doctorado. Y a diciembre de 2020, se cuenta con un total de 16 programas de postgrado articulados: 12 programas de magíster y cuatro programas de doctorado.

Destacó el esfuerzo de innovación curricular, poniendo de relieve que el 60 por ciento de las carreras de pregrado y el 100 por ciento de los programas de postgrado ha sido innovado curricularmente.

El rector Pinto Faverio agradeció las exposiciones y aseguró que dan luces para el mejor desarrollo de nuestra Universidad, con argumentos que de alguna forma se han venido sosteniendo durante mucho tiempo.

Más que luces en el camino, hoy en día logramos ver acciones y resultados”, manifestó la autoridad, tras asegurar que actualmente la Universidad está a una altura distinta, inmersa en un proceso de autoevaluación para la acreditación institucional

La vicerrectora Durán Santis señaló que desde la perspectiva académica, la articulación del pregrado y el postgrado depende de la correcta gestión de elementos curriculares: la sustentabilidad académica, la pertinencia del programa y el aseguramiento de la calidad, que permitan la generación de postgrados en condiciones favorables para su desarrollo y proyección.

Por ello se requiere que cada uno de los programas dé cuenta de la pertinencia y total adscripción al Modelo Educativo institucional y al Marco Nacional de Cualificaciones, deben ser concebidos como una continuidad natural de la formación profesional, cobrando una vital importancia el diseño curricular, y para ello es clave la coordinación intrainstitucional entre las estructuras y los equipos responsables de la implementación del Modelo Educativo y de la arquitectura curricular institucional”, subrayó.

El Vicerrector López Stefoni consideró que los objetivos del coloquio se cumplieron plenamente, relevando de una manera bien especial los contenidos del proyecto UTM 19101, y sostuvo que gracias a las exposiciones tenemos más argumentos, evidencia dura, sobre procesos que se están desarrollando, con hechos, tanto a nivel internacional como nacional.

Las visiones maniqueas de que hay contradicciones o exclusiones entre la actividad formativa de pregrado, la de postgrado y la investigación están quedando atrás por la fuerza de los hechos”, enfatizó.

El Proyecto UTM 19101, titulado Prácticas Innovativas de Articulación Académica: docencia de pregrado-docencia de postgrado-investigación científica, tiene como principal objetivo fortalecer los procesos innovativos que permitan la articulación efectiva entre la docencia de pregrado, postgrado y aprendizaje para toda la vida, a través del mejoramiento continuo, apuntando a la originalidad y pertinencia de la oferta educativa, así como el fomento a la investigación formativa para mejorar los aprendizajes; además de la incorporación de estudiantes extranjeros, la educación continua y cursos de postgrado no conducentes a grado y transferencia de conocimientos desde la investigación.

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin