Investigación y Postgrado exhibe buenos resultados tras un año sin precedentes

Autor: UTEM|
El análisis anual contempló, principalmente, la productividad científica de calidad, el aumento del capital humano de alta calificación y difusión; la creación de nuevos programas de postgrado y los aprendizajes obtenidos del contexto sanitario inusual internacional, que deben ser considerados en la planificación.

A pesar de las dificultades que se presentaron durante el año que acaba de concluir, la Investigación y el Postgrado de la Universidad Tecnológica Metropolitana tienen una evaluación positiva. Es así como la productividad científica materializada en los últimos 12 meses, ya que la meta estratégica impuesta para el 2020 fue superada en más de un 50%, manteniendo la tendencia registrada desde 2015, en relación al crecimiento exponencial de publicaciones de investigadores e investigadoras UTEM.

De acuerdo a lo mencionado por el vicerrector de Investigación y Postgrado, Daniel López, la investigación de la UTEM tiene como compromiso central ser de calidad, lo que se ha reflejado en que casi el 80% de los artículos son publicados en revistas científicas de los dos primeros cuartiles que son las de mayor exigencia e impacto a nivel mundial, siendo la ciencia y tecnología de materiales, química e ingeniería las áreas con mayores contribuciones.

“Los resultados del año 2020 han sido de crecimiento y consolidación para la investigación en la UTEM, debido a que las y los investigadores de nuestra institución continúan adjudicándose proyectos de fondos nacionales concursables, se han superado las metas planificadas y, solo considerando los datos del periodo 2014 – 2018, la Universidad se posicionó por sobre instituciones de educación superior acreditadas en investigación en el ranking internacional Scimago, con lo que tenemos mayores expectativas cuando se consideren nuestros años más productivos”, afirmó el vicerrector Daniel López.

Paralelamente, se ha ido completando la organización interna de la Investigación mediante la creación del Comité de Ética Científica y el de Bioseguridad; una base de información científica; consolidación de instrumentos de difusión y reportes; generación de procesos de articulación de la investigación y postgrado con la docencia de pregrado, innovación y transferencia tecnológica de base científica; se reforzó la capacidad de las y los investigadores de alta calificación en Facultades y programa PIDi; y, en postgrado, se conformaron cuatro programas de magíster bajo los estándares de calidad exigidos por la regulación nacional.

El vicerrector de Investigación y Postgrado considera que el 2021 se debe proyectar desde una mirada institucional y no de unidades, para disponer de una planificación que se haga cargo de los contextos actuales y los que vendrán, por lo que el próximo Plan Estratégico Institucional debería considerar estrategias que incluyan los requerimientos de información para el corto y mediano plazo.

“Serán relevantes los análisis de tendencias y de riesgos, así como la incorporación de estos en la indispensable verificación de la calidad de los procesos. También, la necesidad de planificar no solo áreas sino también recursos humanos, económicos, físicos y de información. Por otro lado, los procesos evaluativos y de retroalimentación deberán ser más frecuentes, pero también más efectivos. La planificación de la investigación y del postgrado en la UTEM debe necesariamente ajustarse a tales situaciones, teniendo siempre presentes la misión y visión de la Universidad; así como también los requerimientos de calidad con orientación a la excelencia que son ahora exigibles para las universidades del Estado de Chile”, precisó López.

De esta forma, el vicerrector concluyó que, para planificar el futuro, la principal lección que dejó el año pasado fue la necesidad de tener conciencia que pueden suceder fenómenos impredecibles, infrecuentes y de alto impacto, que deben ser enfrentados con políticas y planificaciones generales y particulares.

“En cuanto a la realidad de la UTEM y, en particular, de la investigación y postgrado, se debe priorizar el hecho de contar con una comunidad de investigadores e investigadoras en el más estricto sentido del término y avanzar hacia metas ambiciosas desde una perspectiva institucional. Si no hay cooperación interna, no será posible tener una cooperación internacional o nacional, especialmente, con las universidades estatales, bases esenciales para alcanzar la excelencia”, manifestó.

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin