VRAC y DGAI presentan resultados de la caracterización de la cohorte 2021

Autor: UTEM|
La Vicerrectoría Académica (VRAC), en conjunto con la Dirección General de Análisis Institucional (DGAI), desarrolló el Seminario de Caracterización Estudiantil 2021, en el cual fueron analizados los resultados en los ámbitos académicos y socioemocional de la cohorte 2021.

El seminario, realizado el jueves 10 de junio, contó con casi un centenar participantes, entre ellos Decanos, directores y directoras de Departamento y Escuela, jefes y jefas de carrera, otros académicos y docentes, y directores y profesionales de diferentes unidades de la VRAC y la DGAI.

En la apertura del evento, la Vicerrectora Académica Diana Veneros Ruiz-Tagle, presentó una panorámica del contexto que enfrenta la UTEM como institución y al que se enfrentará en los próximos años, teniendo en cuenta las características de las y los estudiantes que están ingresando a la educación superior, en la actualidad asociadas en gran medida al escenario provocado por la pandemia del Covid-19.

Al hacer referencia a informes del Ministerio de Educación y a otros reportes, puso como ejemplo el reciente Diagnóstico Integral de Aprendizaje (DIA), realizado por la Agencia de Calidad de la Educación, cuyos resultados calificó de “bastante alarmantes”.

Más de 73 mil informes a nivel nacional arrojaron que entre sexto básico y cuarto medio los estudiantes no alcanzaron los conocimientos mínimos necesarios ni en lectura ni en matemática, destacado que en cuarto medio se alcanzó solo el 25 por ciento de los aprendizajes priorizados”, precisó la autoridad.

La Vicerrectora subrayó que la UTEM deberá velar por cuatro principios: caracterizar, nivelar, acompañar y contener. “Lo que estamos diciendo es que estos principios en la educación superior están para quedarse (…) y lo estamos planteando no de forma agorera, sino atenida a los hechos, que el primer año de universidad, de manera creciente en los próximos años, tendrá que tener un fuerte componente de nivelación académica no solo proveniente del ámbito institucional, organizado y monitoreado desde la estructura superior, sino que de manera creciente tendrá que ser desarrollado por parte de las Facultades como tutoras de los programas y carreras a su cargo”.

Por su parte, el director del Departamento de Autoevaluación y Análisis de la DGAI, Sebastián Guinguis, señaló que “como Universidad, gracias a los instrumentos que se aplican desde la VRAC y la DGAI, podemos tener buenos diagnósticos e ir ajustando nuestro proceso formativo a las necesidades y características de nuestros estudiantes y titulados«.

La presentación de los resultados de la caracterización de la cohorte 2021 en su dimensión académica estuvo a cargo de Mario Luna Correa, coordinador del Departamento de Seguimiento a la Progresión de los Estudiantes (DESPE), dependiente de la VRAC.

Luna, recordó que desde el 2019 la Institución decidió establecer un constructo curricular que se llama Perfil Mínimo Requerido, conformado por las áreas de Matemática, Lenguaje, TIC y Autorregulación, las primeras tres diagnosticadas por el DESPE y la última por la DGAI a través del Cuestionario de Factores de Retención (CFR).

El coordinador resumió que, desde la perspectiva académica, son perceptibles brechas significativas en las áreas de Matemática y Lenguaje, y en Geometría, asociadas a vacíos conceptuales y procedimentales provenientes de la enseñanza escolar. Complementariamente esas brechas –dijo- también podrían ser explicadas por la insuficiente ejercitación de aprendizajes y/o restringidas transferencias de estos a diversas situaciones de desempeño.

Además, mencionó como resultado la alta concentración de estudiantes en los niveles básico e insuficiente, lo cual evidencia que la mayor proporción de la cohorte tiene brechas significativas de aprendizajes que limitan su proximidad al PMR institucional.

En perspectiva, estas brechas dan cuenta de falta de consistencia en los aprendizajes, lo que implica que solo ocasionalmente logran demostrar sus desempeños en diversas situaciones de evaluación, y tienen problemas para enfrentarse a situaciones que demandan diferentes habilidades cognitivas o resolución de problemas complejos”, concluyó Luna.

Por parte de la DGAI, José Ignacio Cáceres, profesional del Departamento de Autoevaluación y Análisis Institucional, abordó el perfil de estudiantes de primer año de la UTEM 2021, detallando las matrículas según tipo de ingreso, sexo, distribución por Facultad, beneficio de la gratuidad, establecimientos de origen, las condiciones materiales del hogar, los estudios superiores previos, la presencia de hábitos de estudios previos, las estrategias de estudios que utilizan, la información buscada en la postulación, la evaluación que hacen de diferentes aspectos de la UTEM.

El profesional concluyó algunos aspectos de interés, entre estos que el perfil de los estudiantes da cuenta de carencias socioeconómicas, que declaran estar atentos a sus asignaturas, pero en menor medida indican tener una periodicidad de estudio constante.
El cuestionario arrojó además que la información más buscada al momento de postular es la malla curricular de las carreras y, a nivel de percepción, los aspectos institucionales peor evaluados son los referentes a la infraestructura de la UTEM.

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin