Ex estudiantes de Ingeniería (E) en Biotecnología de la UTEM realizan importante hallazgo sobre el COVID-19 en el país

Autor: UTEM|
Los investigadores, que son parte del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), han dedicado sus últimas semanas a entregar valiosa información del virus que, hasta la fecha, lleva más de cinco mil contagios y causado la muerte de alrededor de 50 personas en el país.

Un total de quince profesionales, entre ellos Gisselle Barra Retamal y Jaime Lagos Barrera, ex alumnos de la carrera de Ingeniería en Ejecución en Biotecnología de nuestra Universidad, quienes actualmente integran el equipo de investigadores del Subdepartamento de Genética Molecular en el Instituto de Salud Pública de Chile, fueron parte de un inédito y relevante estudio científico, que hoy los tiene entregando información sobre la composición genómica del COVID – 19 a todo el mundo.

El equipo que integran los ex estudiantes de la UTEM, logró secuenciar el genoma completo de los 4 primeros casos de SARS-COV 2 en Chile, utilizando para ello la plataforma Illumina, que es la más usada a nivel mundial en secuención masiva. Todo esto, con el objetivo de estudiar e identificar las variantes del virus presentes en Chile, analizándolas y buscando posibles mutaciones en ella.

“Los resultados que encontramos es que al menos, hasta el momento del análisis, Chile tuvo dos ingresos diferentes del virus al país. Uno proveniente de Europa y otro proveniente de Asia. Esto último es coincidente con el itinerario de viaje de los pacientes. Se observó, a través de un árbol filogenético, cómo los genomas obtenidos se relacionan entre sí, los comparamos con los genomas subidos por otros países a la base de datos internacional GISAD. Esta plataforma almacena de forma liberada todos los genomas que los distintos laboratorios de referencia van obteniendo en el mundo”, nos comenta el Ingeniero en Ejecución en Biotecnología UTEM, Jaime Lagos.

“Dentro de los resultados observados se determinó que desde el comienzo de la pandemia en Chile se encuentran circulando las variantes S y G del virus. Cabe destacar, que hasta el momento no existe evidencia científica de peso que indique que algunas variantes del virus sean más o menos agresivas para la población”, agrega Lagos.

“Para todos quienes conformamos la Universidad Tecnológica Metropolitana, y en particular para la carrera de Ingeniería en Ejecución en Biotecnología, es un tremendo orgullo y satisfacción que profesionales de nuestra Universidad, estén aportando de manera tan profesional y certera en un momento de tanta relevancia a nivel nacional y mundial”, señala el rector de la UTEM, Luis Pinto Faverio.

“La pandemia del COVID-19, que ya lleva varios muertos en el país y miles en el resto del mundo, es una realidad que ha llegado para quedarse. Por eso es tan importante ser parte de investigaciones, como las que están realizando Giselle y Javier, pues esto nos permitirá conocer de qué manera atacar y defendernos de este virus, que hoy nos sigue manteniendo a todos desconcertados”, finaliza Pinto Faverio.

Conocer el genoma del virus SARS-COV 2 es un dato de importancia a nivel epidemiólogo, pues entrega una fotografía de lo que está circulando en el país. La constante vigilancia de esto permitiría identificar posibles mutaciones que hagan al virus más o menos virulento. Esta información debe ser contrastada, por ejemplo, con la información clínica de pacientes fallecidos o casos graves.

“La vigilancia molecular a través de la secuenciación de genomas completos es crucial, por ejemplo, nosotros participamos de forma rutinaria en la secuenciación del virus de influenza, información que es enviada al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta y de acuerdo a las variantes del virus que circulan en Chile y en el hemisferio sur de mundo, se genera la vacuna que se usará en el siguiente invierno para el hemisferio norte. Los centros de referencia de salud pública del hemisferio norte hacen lo mismo, esta dinámica es circular y permite la colaboración internacional para el resguardo de la salud pública”, nos comenta Lagos sobre el trabajo que realizan en Chile desde el ISP.

“Este último ejemplo, por el momento, solo se aplica para influenza, pero si en el futuro fuera posible desarrollar una vacuna para el virus SARS COV-2 y éste se comportara de forma similar al virus de influenza (presentando mutaciones nuevas constantemente a través del tiempo), tendríamos que realizar la vigilancia epidemiológica de la misma forma, para poder fabricar vacunas efectivas para la población”, enfatiza el ex estudiante UTEM.

Giselle Barra, también Ingeniera en Ejecución en Biotecnología de nuestra institución, nos comenta que “en este momento nos encontramos apoyando el diagnóstico del virus y, además, trabajando en la secuenciación de más muestras positivas, esperamos tener un número más grande de muestras secuenciadas, para así obtener una información más precisa de cómo ha evolucionado la situación epidemiológica en todo el país”.

“Adicionalmente a este trabajo, ambos desarrollamos investigaciones en diferentes líneas, tanto en enfermedades hereditarias no transmisibles, como vigilancia epidemiológica de diferentes virus y bacterias de importancia clínica, por ejemplo, Neisseria meningitidis, Mycobacterium tuberculosis, Virus Dengue y Virus Zika, entre otros”, agrega Barra.

Ambos investigadores han estado trabajando activamente desde que el virus aún estaba solo en China, implementando la técnica recomendada por la OMS en el laboratorio. Ambos indican sentirse “muy contentos de estar en la primera línea de la salud, algo cansados, porque hemos tenido mucho trabajo, dejando de lado nuestras familias y trabajando jornadas extensas de trabajo, pero completamente contentos y expectantes para lo que se viene”.

Por último, los profesionales envían un mensaje a todos los estudiantes UTEM, destacando que “sobre todo en estos momentos, el continuo aprendizaje y disciplina personal en el estudio es fundamental para la carrera. En la actualidad, existe mucha información disponible en internet, información que puede ser aprovechada al máximo por las nuevas generaciones. En esta carrera es fundamental la formación continua, por lo que para todo científico el estudiar debe ser un hábito diario. Todos los estudiantes del área de ciencias se enfrentan a un gran desafío, en el que muchas veces encontrarán diversas dificultades, sin embargo, solo la perseverancia podrá llevarnos a desarrollar investigaciones que sean un aporte al país”.

A su vez, la Directora de Investigación de nuestra Universidad, Dra. Elizabeth Troncoso, destaca de este importante logro “la importancia que tiene el fortalecer con acciones tempranas, las actividades formativas asociadas a la Investigación científico-tecnológica en nuestra Universidad y, con dicho propósito, es que este año se lanzará por primera vez un concurso interno de proyectos que incentiven las prácticas de Investigación en estudiantes de pregrado. Con esto se espera acercar la Ciencia y Tecnología al cuerpo estudiantil, a través de prácticas efectivas de generación de conocimiento, según los protocolos y métodos aceptados en los paradigmas actuales”.

La investigación sobre el COVID-19 en Chile se encuentra publicada en la revista Journal of Medical Virology, y se puede revisar en el siguiente enlace.

Deje un Comentario

WordPress Video Lightbox Plugin